Belén Succi apuesta a la nueva generación de Leonas - Agencia DAF

Títulos

21 julio 2018

Belén Succi apuesta a la nueva generación de Leonas


En tan sólo un día, la integrante del staf de la Escuela Municipal de Hockey de San Isidro comenzará a transitar en Londres su tercera Copa del Mundo con el seleccionado mayor. 

Con su experiencia y madurez, Belén Succi fue parte de la reconstrucción y el recambio de un equipo que sueña con seguir escribiendo la historia grande de nuestro deporte. "Nos merecemos ser felices disfrutando de la Selección; nos merecemos disfrutar dentro y fuera de la cancha como equipo. No quiero ver más lágrimas, sino sólo felicidad y que disfruten; si las veo disfrutar a ellas ya está hecho mi trabajo", señaló.

Belén Succi llegó a las Leonas con 21 años de edad luego de completar su proceso junior, participando del Mundial de Chile en 2005. En su inicio con el seleccionado mayor, cuidó las espaldas de Paola Vukojicic, a quien sucedió en el arco tras su retiro luego de Beijing 2008. Justamente aquellos Juegos Olímpicos le sirvieron a Succi como parte de su formación aunque tan sólo atajó en uno de los siete partidos; fue ante Nueva Zelanda. A partir del 2009 ganó protagonismo hasta llegar a ser una indiscutida bajo los tres palos del conjunto albiceleste. Sólo durante el período en que se alejó para ser madre y cuidar de su hijo, Juan Bautista, en sus primeros meses de vida, la tuvo fuera de las canchas; después continuó imparable.

Hoy, con 32 años, su presente la encuentra al frente de un equipo en plena formación, que debió afrontar un recambio tras los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en el que las Leonas salieron séptimas. "El año pasado logramos formar un gran equipo en la etapa final de la Liga Mundial en Nueva Zelanda para poder arrancar este año de la mejor manera. Río fue un golpe muy duro. Intentamos llevar a la Argentina lo más alto posible de acuerdo a las capacidades que teníamos en ese momento. Una vez que se terminó el Juego Olímpico había que reponerse de la mejor manera para tratar de no tomar todo lo negativo y saber que era una etapa y un proceso en el que las Leonas tenían que volver a resurgir y volver a empezar. Más allá de las dificultades, creo que son cosas que pasan dentro de un equipo y que uno también como jugadora tiene que tratar de aceptarlo", analizó Succi. "Después de Río vino la generación nueva. La motivación con la que llegaron las chicas y cómo se ensambló el junior con el mayor, me dieron la fuerza necesaria para apostar a que las Leonas pueden llegar a lo más alto, a que hay un proceso que se está cumpliendo y respetando", subrayó.



Respecto al recambio generacional, la arquera del CASI recalca la igualdad que se logró consolidar dentro del equipo y cómo fue el trabajo de las más grandes: "Hoy en día lo que estamos tratando de hacer es generar una igualdad entre todas las camadas. Somos un equipo que intenta dar lo mejor por Argentina sin importar la edad. Si me preguntás la edad de alguna, no la registro porque para mí todas son iguales. Yo me paro atrás del arco y no me importan los apellidos, para mí todas son mis jugadoras; todas las que van a defenderme bajo los tres palos. Todas podemos cometer los mismos errores y todas hacer lo mejor; logramos esa igualdad de condiciones tanto adentro como afuera de la cancha".

Al igual que Noel Barrionuevo y Delfina Merino, Succi jugará en Londres su tercera Copa del Mundo. "Un Mundial es algo que soñás desde que sos chico. Sueño con volver a sentir la sensación del 2010, volver a compactar un equipo. Más allá de lo que pase a futuro, logramos ensamblar a las Leonas; logramos transmitir los valores dentro y fuera de la cancha; logramos respetarnos y eso es importantísimo más allá de los resultados. Yo no justifico que, de acá a lo que pueda llegar a pasar, sea porque es un equipo joven. Creo en el equipo. Se trabajó y se hicieron las cosas bien. Son etapas y las tenemos que vivir. Es lo que nos toca hoy en día: las más grandes bancar el proceso y las más chicas empezar a vivir un proceso acá adentro; es lo que nos tocó y tenemos que hacerlo de la mejor manera sabiendo que es todo en pos del equipo y no de las individualidades", explicó.

¿Un sueño para este Mundial? "Sueño con levantar la copa y respirar. Desde que volví, después de ser madre, pasé muchísimas cosas acá adentro y eso a la larga me fue desgastando. Sueño con ver una sonrisa en cada una de las chicas que pasaron por un montón de cosas. Nos merecemos ser felices disfrutando de la Selección; nos merecemos disfrutar dentro y fuera de la cancha como equipo. No quiero ver más lágrimas, sino sólo felicidad y que disfruten; si las veo disfrutar a ellas ya está hecho mi trabajo", concluyó.

Fuente y foto: Prensa CAH

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

ESPACIO PUBLICITARIO
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
El sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más